¡Envíos gratis en península a partir de 50€!

¿Cómo cambiar la copa menstrual en un baño público?


 

Cambiar nuestra copa menstrual en un baño público puede suponer un drama para muchas. De hecho, esta ha sido una de las preguntas que más nos habéis hecho al explicaros cómo limpiar la copa menstrual: “pero… ¡¿cómo voy a cambiarme la copa menstrual fuera de casa?!”. Que no cunda el pánico, hoy os vamos a enseñar nuestros mejores trucos para que os sintáis tan cómodas fuera de casa como en vuestro propio baño.

 

Primer consejo: acostumbrarte al uso de la copa menstrual

 

Antes de lanzarte a lo desconocido, practica mucho en casa. Si crees que todavía no tienes dominado el uso de la copa menstrual, lo mejor es que esperes unos tres o cuatro periodos para sentirte cómoda fuera de casa. Si no te tomas ese periodo de adaptación, te pondrás nerviosa y pasarás un mal rato en un baño que no es el tuyo.

 

Segundo consejo: controlar los horarios

 

Recuerda que puedes llevar puesta la copa menstrual durante 12 horas como máximo, esto nos da un margen de un día entero con ella dentro sin cambios. Si te la pones justo antes de salir de casa a las 8 de la mañana, por ejemplo, te durará hasta las 8 de la tarde sin problemas.

Sin embargo, si tienes un sangrado más abundante durante los primeros días de regla, tendrás que coordinar muy bien los cambios. Controla bien el momento en el que te pones la copa menstrual para evitar tener que hacer dos cambios en un baño público, intenta dejarlo en un solo cambio.

 

Tercer consejo: baños públicos con lavabo incluido

 

En muchos lugares de trabajo, restaurantes o comercios podemos encontrar servicios con un lavabo dentro. Esto suele ser más común en los baños para personas con discapacidad o de cambio de pañales para bebés. Si puedes, utilízalos durante tus días de regla si crees que tienes que cambiarte la copa menstrual.

 

Cuarto consejo: el “kit de supervivencia”

 

Si no te queda más remedio que cambiarte la copa menstrual fuera de casa, vas a tener que hacerte con algunos artículos que te facilitarán mucho las cosas.

Intenta llevar siempre una botella de agua encima, será la sustituta del lavabo cuando no tengamos uno a mano. Si vas a estar en un local en el que no permiten la entrada con botellas del exterior (una discoteca, un cine, un festival…), lleva siempre contigo un paquetito de toallitas íntimas o de cleenex.

Todo esto nos servirá a la hora de limpiar nuestra copa menstrual y poder colocártela de nuevo como nueva. Siempre tienes que intentar introducirte la copa sin restos de sangre, pero si esto ocurre alguna vez no te preocupes.

Los pasos para hacer el cambio de la copa menstrual con estos elementos sería el siguiente:

  1. Lávate las manos antes de entrar al baño y procura no tocar nada después, lo ideal sería que utilizases un poco de papel para abrir la puerta.
  2. Extrae la copa menstrual, vacíala en el water y enjuágala con el agua de tu botellita, si no tienes botella utiliza la toallita íntima o el cleenex.
  3. Vuelve a introducirte la copa, a muchas les resulta más fácil hacerlo con ella húmeda.
  4. Intenta no tocar nada y vuelve a lavarte las manos.

 

La importancia del agua potable: recuerda que la copa menstrual debe lavarse siempre con agua potable. En caso de no tener acceso a ella, hierve agua y déjala enfriar antes de utilizarla para limpiar tu copa.
 

0 comentarios

  • ¡Su comentario se ha compartido con éxito! ¡Gracias!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados