¡Envíos gratis en península a partir de 50€!

¿Cómo evitar fugas en la copa menstrual?


 

Las fugas de sangre suelen aparecer cuando aprendemos a utilizar la copa menstrual por primera vez, pero esto no significa que seamos torpes. ¡Todo lo contrario! Vamos a empezar a entender cómo funciona nuestro cuerpo y el porqué a veces manchamos las braguitas con nuestra menstruación.

El mensaje con el que tienes que quedarte es que "tiene solución" y además es muy fácil detectar cuál es el problema. Vamos a ver punto por punto las principales razones por las que tenemos fugas en la copa menstrual.

 

Utilizar la talla adecuada

 

¿Os acordáis cuando hablábamos de que la elección de la talla de nuestra copa menstrual es clave para que la experiencia sea positiva? Una de las razones son las pérdidas de sangre.

Si elegimos una talla que no nos corresponde nos encontraremos con estos dos problemas: 

  1. La talla es demasiado pequeña, no se adapta bien a mis paredes vaginales y tiende a desprenderse e irse hacia la salida de la vagina. Esto ocurre cuando nuestra vagina no es capaz de agarrar la copa menstrual al ser más ancha que ella, por lo que la sangre escurrirá por las paredes sin que la copa la retenga.
  1. La talla es demasiado grande, no se adapta bien a mis paredes vaginales y tiende a plegarse. Esto ocurre cuando nuestra vagina es más estrecha que la copa menstrual y termina doblándose en su interior. A través de ese pliegue la sangre escurrirá por las paredes sin que la copa la retenga.

Recordad que cada mujer es única y que, por ejemplo, hay mujeres mayores de 30 años que tienen un suelo pélvico muy fortalecido gracias a la práctica de deporte y eso hace que su talla sea la pequeña. Lo mismo ocurre al contrario.

¿Nuestro consejo? No te des por vencida. Con nuestro Pack GlupCup! tienes la opción de probar ambas tallas sin necesidad de comprar dos copas menstruales por separado.

 

Colocar bien la copa

 

La mayoría de las veces, el problema de tener fugas en la copa menstrual se da cuando no nos colocamos bien la copa. Debe realizarse el efecto vacío correctamente si queremos que el borde quede bien pegadito a las paredes vaginales.

Si ya sabemos cuál es la forma de doblar la copa menstrual que más nos convence, el truco está en hacer una buena comprobación de la situación de la copa en el interior de la vagina. Para ello vamos a hacer tres cosas:

  • Rodear el borde de la copa con nuestro dedo índice para comprobar que no hay ninguna doblez. 
  • Mover la copa menstrual desde la base en círculos pequeños hasta notar que ya no se mueve.
  • Caminar, hacer alguna sentadilla, movernos... Eso hará que la copa tienda a abrirse y a colocarse en nuestro interior ella solita.

 

Controlar los tiempos

 

Las primeras veces es muy, pero que muy, importante que no estéis con la copa menstrual puesta 12 horas seguidas si sabéis que tenéis sangrados abundantes. Los primeros días, es normal que debas cambiarte la copa cada pocas horas, pero para saberlo hay que ir probando si no queremos tener fugas.

Esos primeros días quítatela cada dos horas y apunta los cambios en un cuaderno hasta tener todo ajustado por días y por horas. ¡Serás toda una experta! Y recuerda que la copa debe estar llena como mucho tres cuartas partes, ya que al apretar su base para extraerla la sangre subirá hacia arriba y puede salirse de la copa.

 

Hacer deporte o fuerza con la vagina

 

Recuerda que puedes llevar puesta la copa menstrual durante 12 horas como máximo, esto nos da un margen de un día entero con ella dentro sin cambios. Sin embargo, muchas veces realizamos actividades que pueden afectar a su colocación como el yoga, ir al baño, etc.

En esos casos solemos hacer fuerza en nuestro suelo pélvico, lo que hace que los músculos de la vagina se contraigan y aprieten la copa. De hecho, es el truco que os damos para extraerla, apretar como si quisieses hacer pis o caca para que baje. 

Nuestro consejo es que siempre que tengáis que hacer este tipo de movimientos, comprobéis después que la copa no ha bajado ni se ha doblado.

 

Elegir bien el material y la dureza

 

Muchas nos habéis escrito diciéndonos que el cambio a nuestra Copa GlupCup! ha sido todo un acierto entre otras cosas por su dureza. Existen muchas copas menstruales en el mercado que no están fabricadas con silicona médica como la nuestra y que son bastante duras.

Otra característica a la que apuntáis es que las copas que utilizábais tenían el borde muy duro y no se doblaban bien. Nuestra copa es flexible y muy suave, pero no pierde la firmeza que debe tener en el borde y en la base para que el efecto vacío sea el adecuado. 

Mira las opiniones de nuestras clientas.

 

¡OJO! ¿Seguro que es una fuga?

 

Si lo que tenéis es una leve manchita en las bragas, no os preocupéis porque es normal los primeros días. Si has esperado a que te baje la regla para ponerte la copa menstrual, recuerda que puedes ponértela si no te ha bajado, la sangre que se ha quedado en tus paredes vaginales ya no será recogida por la copa y bajará hasta tus bragas. Pero tu copa está bien colocada, ¡así que no te asustes!

 

0 comentarios

  • ¡Su comentario se ha compartido con éxito! ¡Gracias!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados